lunes, 16 de agosto de 2010

Los latidos del corazón de la tierra

Los latidos del corazón de la tierra
(Los temblores de el Salvador)


El tiempo se deshoja, con los fuertes vientos de las montañas,
haciendo que sus arroyos cambien su curso
y ahogando a los cisnes de blanco plumaje,
donde el cimiento de la esperanza
a quedado entre las heridas de la tierra,
como inútiles desperdicios, que rascaban el polvo,
entre la angustia, por salvar la vida,
pero la espiga de la desgracia,
solo encontró muerte y lagrimas,
y un grito de miedo y amargo tormento,
que se escucha en el aliento del viento,
al ver caer los arboles que daban sus frutos,
y que movían sus ramas de un lugar a otro,
como si estuvieran pintando el cielo,
ahora, solo serán escombros que se convertirán en polvo,
dejando a los suyos, en la oscura miseria
y el doloroso llanto, donde una mano inocente
se extenderá al cielo, pidiendo a su madre un pedazo de pan,
para saciar su hambre.

Mientras, el corazón de la tierra sigue latiendo
los cimientos y la esperanza siguen muriendo.

Así, el tiempo, se sigue deshojando,
y la tristeza de los corazones siguen pidiendo una luz
entre el negro crepúsculo, que consuela la desgracia que a dejado la cruel naturaleza,
que un día los hombres levantaron con esfuerzo
para formar la esperanza y los sueños del futuro,
a los geranios, que ahora han quedado tan solo con el llanto,
de ver entre el polvo, lo que un día seria el camino a un nuevo día
que alegrarían los arboles de verdes hojas.

Dedicado a todos mis compatriotas salvadoreños que fueron víctimas de esta tragedia natural, en nuestro pedacito de cielo.

Enviado por: Mauricio "Maury" Olivares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada