sábado, 14 de mayo de 2011

Reflexión sobre El Abrazo

Regalar un abrazo es algo grandioso.
Es la manera más ideal y perfecta para quien lo necesita
demostrando aquel amor sincero que sentimos por los demás
aunque no digamos una sola palabra
sentimos aquel calor y el amor de Dios que se penetra en nuestros poros.

Es maravilloso estrechar nuestros cuerpos
para poder regalar un abrazo
porque se da con ternura y con cariño
que hace sentir bien a aquel que lo necesita.


No importa el lugar ni la hora
para poder dar un hermoso abrazo caluroso
que tal vez un día podamos necesitar
y que llevaremos siempre en nuestro corazón
como un regalo de Dios
por regalarnos esa hermosa bendición
de poder dar o recibir un abrazo sincero.

No importa el idioma, raza, ni la edad
porque siempre sabremos que es un abrazo.

Autor: Mauricio "Maury" Olivares

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada